"Esto no es un puto blog, es una gueb"

Hubo un tiempo en que este era el slogan que lucía debajo de escrotín en la portada de Amorfos.
¿Y qué coño hacen ahora estos abriendo un blog? Se preguntarán ustedes. ¿La modernez les ha poseído y se han tenido que finalmente comer sus palabras y abrir un blog como todo quisqui?

Verán, cuando decíamos esa frase nos burlábamos de todos esos blogs que inundaban la red (e inundan, solo que ahora ya se paso la moda de la novedad y ahora lo cool es tener cuenta en el feisbuk, ahora es allí donde están reunidos todos los moderniquis, gafapasts y demás seres despreciables). La enfermedad de los blogs afectó a todo el mundo y todo hijo de vecino tenía uno, tuviera algo que decir o no (la mayoría NO tenía nada que decir). Esta moda de los putos blogs convirtió la red en un campo de diarios personales, de gente anodina que contaba su insulsa vida a los cuatro vientos y aburrían describiendo con todo detalle cosas, acciones y sentimientos que no interesaban a nadie, en un bochornoso acto de exhibicionismo general, donde todo el mundo vomitaba sus gilipolleces y pensamientos más íntimos…que en el fondo no interesaban ni al propio autor. Lo único que importaba era tener blog, para fardar de él en el MSN semengger.

Esa tontuna generalizada hizo concentrar la inquina de Amorfos hacia el blog, hacia ese invento del diablo.

Identificábamos al enemigo con el formato, porque en aquellos tiempos así era. La tontuna estaba concentrada en el blog. Quién sabía escribir, lo hacía en webs y quién no valía, se creaba un blog y ponía su mierda. De ahí la frase de declaración de principios amorfiana “Esto no es un puto blog, es una gueb”.

Pero años más tarde, una vez pasada la fiebre inicial y cuando ahora en la actualidad ya han desaparecido los tonticos cool (ya que han emigrado a las redes sociales) de los blogs, Amorfos se arrepiente de haber satanizado al formato. El formato blog es la hostia, rápido, sencillo y se puede actualizar en un plis plas, como debe ser. Y cualquier visitante puede comentar las actualizaciones.
Para un webmaster como yo, Dr.Escroto (a sus pies, si es que no huelen demasiado a cabrales), cuya primera versión de Amorfos la realizó con el Word (no es coña), como comprenderán, este formato le parece ambrosía pura, Ferrero Rocher de los dioses.

En vista de que últimamente no actualizo Amorfos con la frecuencia que me gustaría, voy a probar si con este formato, con el que puedo actualizar en un ahítehevisto, me da menos pereza ofreceros mis geniales actualizaciones.

Así pues, ahora Amorfos “Sí es un puto blog, pero de los buenos”.

Bienvenidos.

4 comentarios en “"Esto no es un puto blog, es una gueb"

  1. que buenos tiempos, en los foros ahora solo se pasan unos bots presentando sus mejores inquietudes.

    ¿para cuando empieza la serie de cementerio de historias?

  2. Pingback: Niú diseño amorfiano « Amorfos.org

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s