La invasión de la publicidad

[publicado originalmente el 12-11-2005]

escrito por Dr.Escroto

No solo nos invaden los inmigrantes por Melilla, también nos invaden los anuncios. Seguro que hasta en la valla de Melilla hay algún anuncio.

Veamos los distintos tipos de invasión publicitaria:

EN TELEVISIÓN

Ves Los Serrano y la caja de cereales que se desayuna el Fran Perea está en primer plano. El Perea tiene un diálogo político-filosófico con Resines y luego el calvo va a la nevera y se saca un zumo, cuya marca por supuesto, muestra a la cámara.

¿Quién tiene la culpa de esto y de que Chechu exista? Farmacia de guardia, señores, Farmacia de guardia fue la serie que empezó el apocalipsis publitario en nuestro país. ¿A qué en Verano Azul no anunciaban nada? ¿A que cuando Piraña se comía un bocata de nocilla no mostraba el frasco a la cámara como quien no quiere la cosa? ¿A que Chanquete no patrocinó ninguna funeraria cuando la palmó? Claro, porque en aquellos tiempos las series pensaban en la cuestión artística y no se vendían al capital.

Chechu, eres un vendido.

RADIO

Si hay alguna publicidad especialmente odiosa, esa es la de los anuncios de la radio. Como tienen que captar la atención exclusivamente por el oído, ponen voces estridentes y como cobran por tiempo de anuncio, esa voz estrindente habla (o grita) a toda velocidad, causando un mareo ya de buena mañana. Me compadezco de toda esa gente que usa radio-despertador.

TRANSPORTE PÚBLICO

-Autobus: Estás esperando el autobus de buena mañana, en un estado en el que si te presentas a un casting de peli de zombis te cogen fijo, y para entretenerte miras a tu alrededor. Y te encuentras un grotesco espectáculo de anuncios pegados en el cristal de la parada. Son anuncios la mayoría hechos a mano, con una hoja de cuaderno de estas con cuadros y escritos a boli, con unas faltas de ortografía que dan ganas de llamar al teléfono no para dar trabajo sino para regalar al autor un cuadernillo RUBIO. “Joben se ofreze para arreglar hordenadores yama al telefono 913546798” “Colombiana vusca trabago limpiar pisos, cuidar hancianos, mamada regalo”.

-Metro: Esto hace 3 años era ciencia ficción, pero ahora hay televisión en el metro. Hasta hace poco era muda, pero ahora también suena, para que los anuncios se te introduzcan en la mente aunque pases de mirar la pantalla. Aunque siempre queda la opción de enchufarte un discman con Juampa y la raja a todo volumen, y así de paso, también te libras de la escalofriante música que brota de flautas de plástico y acordeones cochambrosos de los músicos mendigos.

INTERNET

Todo el mundo sabe que Internet está gobernado por el porno. En cualquier página te salta de repente un pop-up con un coño abierto chorreante junto a una morcilla de burgos que lo taladra sin piedad.

Y eso en las guebs que no son de sexo, porque en las porno, directamente se te abren mil pop-ups obscenos y tu con la picha en la mano que no te concentras porque en cuanto ha cargado la foto de la guarra de turno, se te abre otro pop-up que te tapa las bufas de la susodicha. Si cierras el pop-up, se te abre otro, y si cierras este, aparece otro. Al final te lias a cerrar ventanas como un descosido y cierras sin querer la gueb principal. Harto de todo, decides acabar la paja con los banners.

Otra publicidad reina en internet es la de casinos. ¿A quién no le ha salido el típico anuncio en el que te rebelan la forma de hacerte millonario con un método infalible a la ruleta?

La cuestión es ¿si hubiera un método infalible para hacerte millonario jugando a la ruleta, los casinos estarían aireandolo por ahí?

Otro clásico de la publicidad virtual es el SPAM. Esos anuncios que nadie sabe de donde han salido y que nos inundan el mail. Y es que es un gran problema el SPAM. ¿A que a ti también te envian e-mails anunciandote viagra? Pues eso. A nadie le guste que le llamen impotente. O pichacorta, que los SPAM de alargamiento de pene también abundan.

TELÉFONO FIJO

A destacar la habilidad que tienen las operadoras de telemarketing para llamar justo en el momento en que se está en el WC.

BUZÓN

PIIIIIII

-¿Sí?

-Cartero comercial

-Venga, pase a dejar su mierda.

El buzoneo, ese método de publicidad tan arcaico y que sirve para divertirse llevando bolsas al contenedor azul.

POR LA CALLE

Se podría decir que hay más carteles por la calle que putas en la Casa de campo. En España, ese país de intelectuales, hay gente que solo lee el Marca y los carteles de la calle.

PLAYA

Te vas de vacaciones, alejado de la civilización (sobretodo si te vas a las zonas de Tenerife donde hay más alemanes), sin tele, sin internet…¿crees que estás a salvo de la publicidad? Pues es que eres tonto.

CASO 1-Estas tan ricamente tumbado a lo bartolo y aparece un negro vendiéndote relojes, dices que no, y te viene un moro ofreciendote toallas (los moros suelen vender alfombras pero ¿quien coño querría comprar una alfombra en la playa?), dices que no y te aparece un español, de raza pura, pero que el muy cabrón te interrumpe para venderte cocos, latas de cerveza fresquitas o quicos.

Luego el bucle se repite ad eternum: negro, moro, español, negro, moro, español, negro, moro, español…como en los chistes: va un negro, un moro y un español y…

CASO 2-Estás observando con deleite un bonito topless a tu izquierda y de repente se cruza una vieja, eso te jode, pero luego encima un estruendoso ruido te saca de tu estado de salidez y ensoñación a partes iguales (por el topless, no por la vieja) y el ruido cada vez es más insoportable. Cuando parece que te van a reventar los tímpanos aparece una avioneta volando bajo (para ver el topless seguro) que lleva una pancarta a la cola en la que te anuncian quicos “Gachurro”.

Y me pregunto yo, ¿no será todo una cuidada campaña de marketing entre el de la avioneta y el tipo que vende quicos a pie de playa?

En la peli “Minority Report”, cuando Tom Cruise pasaba por el centro comercial, los anuncios de los escaparates le reconocían por la pupila, y le llamaban por su nombre. Anuncios de trato personalizado. A mi me acojona tanto que un día se de esa posibilidad que desde que vi esa escena considero a Minority Report una peli de terror.

Así que dar gracias de que la invasión de la publicidad no ha llegado aún a Amorfos ¡hijos de satanás, tenéis suerte de que esta gueb solo tenga 40 visitas diarias!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s