Cómo preparar una copa de absenta [Incluye VÍDEO]

Si eres valiente seguramente habrás probado la absenta en algún garito, tomándote un chupito. No está mal para pillarse un buen pedo y calentar la garganta y el estómago, pero la absenta realmente no se toma así, a palo seco. En este vídeo-tutorial podéis ver cómo se prepara una auténtica copa de absenta en condiciones:

 

INSTRUCCIONES PARA SERVIR UNA COPA DE ABSENTA

0-Reunir los ingredientes

 

¿Dónde se pueden comprar? La absenta (al menos, la buena) no es algo que se pueda encontrar fácilmente en cualquier supermercado. Para encontrar una buena absenta tienes que buscar en bodegas especializadas. Si no tienes una cerca, vía online se pueden encontrar. Yo la botella de absenta la compré en la web de una bodega, y la cuchara y la copa de absenta por Amazon.

Compré una absenta llamada “Mansinthe”, en cuya elaboración colaboró Marilyn Manson (gran bebedor de absenta), y que tiene 66,6º, guiño satánico muy sutil.

Los terrones de azúcar hoy día están difíciles de encontrar, es un formato poco habitual (en los bares ponen sobres de azúcar), y después de mucho buscar (por diversos supermercados e incluso bares), los encontré en un chino (estos chinos tienen de todo).

1-Poner la cuchara de absenta en la copa

2-Poner el azucarillo encima de la cuchara

3-Echar la absenta encima del azucarillo

Poco a poco, hasta llenar 3 dedos de absenta en la copa.

4-Prender fuego al azucarillo con una cerilla o mechero.

Deja que arda unos 30 segundos, que se derrita un poco.

5-Echa el azucarillo derretido a la absenta, y remuévelo

6-Echa el agua fría hasta llenar aprox. 2 partes de agua por 1 parte de absenta.

 

7-¡Que la disfrutes!

OTROS MÉTODOS:

También hay quien la toma sólo con el terrón de azúcar y agua, sin quemarlo. Echándole gota a gota el agua sobre el azucarillo hasta que se disuelve, mezclándose poco a poco con el absenta.

Otros la toman solo echándole agua, sin azúcar. La mezclan echándole agua poco a poco, para que se vaya mezclando lentamente.

Incluso se puede tomar on the rocks, con hielo, suavizándola un poco con agua o dejando que los mismos hielos se derritan.

Yo lo he probado de todas las formas, y  como más me gusta es con el método indicado en el vídeo: quemando el azucarillo y luego rebajándola con agua.
Es una bebida fuerte y con sabor anisado muy marcado, y al quemarse se rebaja el alcohol (hay que tener en cuenta que suele tener entre 60 y 80º, dependiendo de qué tipo de absenta), y con el agua y el azúcar se suaviza, haciendo que sepa mucho mejor, y se pueda degustar poco a poco, con calma, dándole pequeños sorbos.

El absenta es una bebida para disfrutarla tranquilamente, con calma.

LA LEYENDA BOHEMIA DE LA ABSENTA

Se popularizó en Francia a finales del siglo XIX y principios del XX. Los pintores y escritores eran muy aficionados. Oscar Wilde, Hemingway o Picasso eran bebedores de absenta.

Dice la leyenda que Van Gogh se cortó la oreja estando borracho de absenta. Supuestamente para regalársela a una prostituta de la que estaba enamorado.

Durante muchas décadas ha estado prohibida en muchos países del mundo, considerada bebida peligrosa y maldita. Se decía que provocaba locura.

La llamaban el “hada verde”, por sus supuestos efectos alucinatorios y característico color (aunque una buena absenta cuando se mezcla con el agua se queda más bien blanquecina, color lechoso).

En la película “Desde el infierno (From hell)” aparece en una escena Johnny Depp, preparándose una copa de absenta al estilo tradicional (con unas gotitas de láudano incluído):

Nosotros lo del láudano no lo hemos probado (contiene opio, y antiguamente se vendía hasta en las farmacias), pero una buena copa de absenta en invierno no veas cómo calienta.

En la película Drácula de Francis Ford Coppola, también el absenta tiene protagonismo en una escena:

¿REALMENTE PROVOCA EFECTOS ALUCINÓGENOS?

La leyenda del hada verde es alargada, pero en mi experiencia, ni de coña hace alucinar.

Quizás cuando antiguamente la tomaban con láudano, podría provocar un efecto alucinatorio, o con un tipo de absenta destilado más fuerte, con más presencia del ajenjo.

Pero en la absenta moderna actual, servida sin láudano, a mi lo que me provoca es un pedo tranquilo (es más tranqui que el pedo de la cerveza o el whiskey, que activa más), risueño (te da más la risa tonta), se estimulan los sentidos (percibes las luces, colores, sonidos y tacto con mayor intensidad). También parece como que la mente se pone más creativa (quizás por eso la tomaban tanto los artistas bohemios). Es una mezcla entre un pedo de alcohol tranquilo y agradable y darle unas caladas a un porro (sin llegar a ser tan psicoactiva como el THC del hachís o marihuana).

Eso sí, pega bien, y con una copa (o dos) ya vas con un buen puntillo. Además, llena bastante y sacia pronto. Es una bebida para degustarla tranquilamente, poco a poco, disfrutando de cada sorbo.


Ya saben cómo prepararla en condiciones. ¡Disfruten! ¡Salud!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s